Llega el revolucionario tratamiento 4D Hialuronic Fit

Llega el revolucionario tratamiento 4D Hialuronic Fit

Llega el revolucionario tratamiento 4D Hialuronic Fit

Os presentamos el 4D Hialuronic Fit, un innovador tratamiento contra las temidas arrugas de expresión que hemos desarrollado en exclusiva y que está basado en la gimnasia facial personalizada y en la aplicación de ácidos hialurónicos de distintas densidades en puntos estratégicos de las inserciones musculares.

Ahora que estamos en la era del fitness y del deporte, sabemos que el movimiento del cuerpo es el mejor aliado para sentirnos bien y para luchar contra el envejecimiento.

En este sentido, los músculos faciales no escapan a la norma, su tonificación es importante, pero es cierto que no se comportan como el resto de la musculatura corporal. En este caso, la relación de estos músculos con las fascias y la piel de la cara, puede hacer que el exceso de movimiento, favorezca la intensificación de las arrugas faciales.

Para poder mantener la tonicidad de esta zona y a la vez no aumentar la aparición de líneas en nuestro rostro nace 4D HIALURONIC FIT.

El procedimiento comienza, con la realización de un estudio de la anatomía y la fuerza muscular del rostro de cada persona para establecer un mapa facial en cuatro dimensiones en el que se determinan varios parámetros:

  1. Qué músculos tienen más fuerza.
  2. Qué músculos están provocando arrugas de expresión en su contracción y cuáles de ellos están provocando ya daño en la piel.
  3. Qué músculos tienen una inserción superficial en la piel, con fibras de inclusión dérmica, que destruyen más intensamente las capas medias cutáneas.
  4. Cómo se relacionan estos músculos con la grasa cutánea facial y con la aparición de flacidez.

Gracias a este mapa, se van determinado las zonas de máxima actividad del músculo, las regiones donde la musculatura está más flácida y aquellas zonas donde el músculo lesiona más a la piel en su movimiento.

Con esta información y de manera personalizada podremos establecer dos protocolos:

  1. Uno de gimnasia facial personalizado para tonificar los músculos adecuados y no favorecer la hipertrofia de los que afectan negativamente en el envejecimiento.
  2. Otro de inyección de ácido hialurónico en las regiones donde la musculatura se inserta directamente en la piel, para impedir que ésta se lesione en los movimientos faciales formándose arrugas. Para ello se usa la técnica Cleft Infiltration.

La base de esta técnica es el uso de distintos ácidos hialurónicos que poseen distintas características de flexibilidad y resiliencia, y a su vez distintas densidades para poder trabajar en diferentes profundidades.

Aunque el ácido hialurónico tiene una formulación química única, según se divida en cadenas más cortas o largas y según se relacionen estas cadenas entre sí, puede tener unas u otras características.

Los geles de hialurónico de menor flexibilidad y mayor resistencia serán ideales para el tensado de la piel que cubre estructuras fijas, no móviles, como son las sienes, los pómulos o el mentón.

Sin embargo, en las regiones con mayor movilidad donde los músculos se insertan superficialmente en la región cutánea, deberemos usar geles que tengan como propiedad la alta resiliencia. La resiliencia es la capacidad de los geles que, una vez hayan sido deformados, vuelvan a su forma original.

Cuando un músculo se pliega puede crear una arruga sobre la piel si tracciona de ella en el movimiento, pero si entre músculo y piel hay una pequeña columna de hialurónico, esta piel no se hundirá ni se lesionará.

Además de impedir la lesión, como estos geles tienen la capacidad de estimular la formación del propio hialurónico del rostro, estaremos reforzando una zona que en un principio era la de mayor debilidad.

Por tanto, 4D Hial Fitness permite (de modo absolutamente personalizado) tonificar aquellos músculos que, estando en buena forma, enlentecerán el envejecimiento del rostro a la vez que compensa el daño provocado por los músculos que tienen una fuerza desfavorable. Este último punto se consigue mediante el estiramiento de las fibras musculares combinado con la técnica de Cleft Infiltration o infiltración en plano de clivaje, para separar la inserción de las fibras musculares faciales sobre la piel y evitar la formación de arrugas y el afinamiento cutáneo en las zonas de máxima gesticulación, fortaleciendo la dermis y manteniendo toda la naturalidad del rostro.