RADIOFRECUENCIA FRACCIONADA CON AGUJAS

La evolución de la tecnología en radiofrecuencia ha hecho posible la aparición de equipos como VIVACE® que optimizan, con el uso de microagujas cutáneas, los resultados de tensado y remodelación de la piel del rostro, ofreciendo más versatilidad que aparatos similares como Morpheus.

¿Qué es la radiofrecuencia fraccionada con agujas?

Es una modalidad muy actual de radiofrecuencia bipolar en la que la energía se entrega en la profundidad de la piel mediante microagujas para producir un calentamiento que remodele y tense la piel facial

¿Cuáles son sus características?

El aparato convierte energía electromagnética en energía térmica para provocar una reacción de inflamación controlada en la piel, que ponga en marcha la producción de factores de crecimiento y la estimulación de la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico, para mejorar la calidad de la piel.

El cabezal está constituido por 36 microagujas y podemos elegir a qué profundidad van a insertarse, cuánta energía vamos a utilizar y durante cuánto tiempo se va a entregar esta energía, de modo que podemos personalizar el tratamiento no solo para cada paciente sino también para cada zona del rostro en función de las características de la piel.

Las agujas aplican la energía solo en la punta, que entrará profunda en la dermis; eso hace que la epidermis no se altere y que los tiempos de recuperación sean muy cortos

Se requieren de 3-4 sesiones

La síntesis de colágeno será evidente entre 1-1.5 meses y el resultado se apreciará hacia los 3 meses

¿Para quién es este procedimiento?

Es un tratamiento para pacientes con flacidez de cara y cuello que no tienen gran caída del tejido profundo como el músculo.

También está indicado en pacientes con cicatrices atróficas de acné

Ventajas

  • La piel se tensa y mejora su calidad. Se sintetizan nuevas fibras que compensan el envejecimiento cutáneo.
  • Los tratamientos se personalizan según el paciente y la zona donde se van a aplicar.
  • Los tiempos de recuperación son cortos.
  • La radiofrecuencia no afecta a la melanina y por tanto se puede aplicar en cualquier tipo de piel sea cual sea su color.
  • Se puede utilizar para flacidez, cicatrices de acné y control de la grasa de la piel.
  • También puede adaptarse para ayudar a la eliminación de la grasa facial que se encuentra bajo la piel.
  • Es compatible con otros tratamientos.